Las cruces de mayo (1921)

Me viene a la memoria que fue en nuestra casa donde se organizaron las cruces de mayo, cuando tenía yo 7 u 8 primaveras.

En la fachada de la casa había dos puertas, la del portal y al lado la de esa habitación que hacia esquina de la placeta del Pilar con el Chorillo.

Esta habitación había servido para muchas cosas, cocina, tienda, almacén, y cuando nos fuimos en 1924, Don Elías la utilizo como otra clase para su escuela porque la sala era grande.

Los vecinos decidieron que este año las cruces se hicieran ahí.

La habitación se dividió con una grand colcha blanca para tener un local más pequeño. Delante se puso una mesa que servía de altar y la cubrieron también de blanco.

En las paredes, colchas de las más preciosas que tenían los vecinos.

Todo esto lo cubrieron con ramajes de flores, de cilindros, claveles y rosas del mes de mayo. En el suelo pusieron alfombras, todo adornado con plantas verdes.

En cuanto al altar lo mejor fue una cruz que venía de casa de la tía “Herminia la Lina” hija del tío José de la Lina (me parece que el marido de la tía era contable en las minas y creo que fue un obrero de estas quien la fabricó). Esa casa estaba en el Chorrillo, la primera enfrente de la nuestra (después de la nuestra estaba la de la señora Carmen Corella)0 Yo había visto siempre esa cruz y me quedaba admirada pues era algo extraño el contemplarla, hecha de madera fina y noble con pequeños cortados de un color avellana claro puestos uno sobre otros. Esto hacía que la cruz se pudiera poner de una cara o de otra. La cruz, que no tenía imagen, era única.

Las vecinas decían:

-"¿Dónde la ponemos? ¿la colgamos?"

Por fin pusieron un frutero de cristal vuelto de manera que el pie se quedara para arriba y en el mismo pie colocaron la cruz de unos 80 centímetros de altura. Rodearon el frutero de rosas y solo se veía emerger la cruz color rubio.

Como digo toda la pared estaba rodeada de rosas y otras flores. Encima de una mesa todas las vecinas colocaron lo más bonito que tenían de porcelanas y bellezas que aguardaban en sus cómodas y también unos candelabros.

Resultó una de las más apreciadas de Serón por su sencillez. Nosotros nos sentíamos todos felices de que fuera así.

Claro, no tengo la precisión encantadora de Paco Canovas para contar sus procesiones porque hace 87 años que esto pasó en mi Placeta del Pilar.

Me viene en la mente que fuimos en grupo para ver a todas las cruces que se ponían en los barrios y gozar de tantas bellezas y del perfume de las flores.

No recuerdo bien a todos los vecinos pero si a la familia del tío "Joven", una hija se llamaba Eleonor y vivían en frente de nuestra casa al lado de la escuela de Don Elías calle San Marcos. Esta última estaba en el sitio donde vivió después el tío Serafín Cano y Apolonia. Su hijo se llamaba Paquito y sus hijas Josefa y María. También estaba Remedios la madre y la Mai Domene la hija, la tía Herminia la Lina, sus hijas Lola y Anica, las Manchegas, la tía Julia "Chorillo", la tia Pepa "la Loreta" y quizás todavía en vida doña Carmen Corella que con sus manos de hada adornaba todos los vestidos de las procesiones del pueblo (leer mi historia "Los Correllas").

La puerta de la sala, abierta, hacía que la cruz iluminara la placeta del Pilar y se veía desde el olmazo, calle San Marcos y desde la cuesta que viene del Cantillo "El callejón de la muerte". (en ese callejón, en mis tiempos, los chicos solían poner una calabaza vacía con una vela adentro y de ahí le venia el nombre).

Así se puede decir que la placeta del Pilar permitía a mucha gente del barrio una visión de la cruz con más relieve.

Para terminar hoy, diré dos cosas.

Esta pieza donde estaba la cruz es donde pudiera haber dejado la vida, ya que después del día de "la huelga de la cebada" la bala de la guardia civil destinada a "Juanico de Anselmo" cayó a mis pies atravesando la puerta (leer mí historia "1923 la Huelga de la Cebada").

De las procesiones del Rosario de la Aurora que cita Paco Cánovas sólo me acuerdo de que cuando alguno hacía algo que no estaba bien hecho se decía:

-"Vas a acabar como el rosario de la Aurora".

A ver Paco si puedes aclararme esto, no se el por qué.

Aprovecho para saludar todos los Amigos de www.seron.tv que se han interesado a mi salud y decir que voy mejor. Pero como ya no puedo escribir es Fredy que coge la pluma de mi voz.

Maria Martínez Sorroche

(12 de mayo de 2008)








Todos los textos, fotografías, ilustraciones y demás contenido de este sitio web (www.seron.tv) tienen © de sus respectivos autores y/o de www.seron.tv