Apuntes sobre el cura de La Loma

Hoy empezaré por Don Luis, hermano de leche de mi madre pues la abuelita "La Mamachón" terminó de criarlo. En casa de los Celestinos eran una familia de la aristocracia de Serón y tenían una casa mansión al empezar de la cuesta Baillo.

Esta pareja tuvieron siete hijas y Don Francisco el padre deseaba un varón. Por fin llegó Luis, un hermoso niño que resultó pelirrojo. Su papá lo destinó a Dios así que entró en el seminario para ordenarse sacerdote.

Creo que era indisciplinado, ello le valió encontrarse en La Loma castigado por las autoridades eclesiásticas.

Se decía, y parece que era verdad, que todos los niños pelirrojos de La Loma eran de él...

Lo que es cierto es que durante la semana usaba botas de montar y no vestía la sotana, se pasaba los días por esas sierras cazando.

Cuando alguna mujer se presentaba cerca de la iglesia para oir misa y lo encontraba, les decía:

-"Anda, márchate a tu casa, cuídate de tus hijos, límpiales bien los mocos, que eso lo manda dios. Y para la misa ya es bastante con los domingos."

Cuando las estancias superiores creyeron el castigo suficiente, volvió otra vez al pueblo.

Ahora contaré una anécdota verídica de lo más verídico.

Como era costumbre y creencia, mi madre Ángeles hacía decir todos los años una misa por el alma de mi padre, su marido Juan. La misa se tenía que encargar y cuando fue a avisar a Don Luis, este le dijo lo siguiente:

-"Mira Ángeles, esa misa que tu quieres para Juan no tienes que pagarla. Tú vienes a la iglesia, oyes a cualquiera y la aplicas a tu marido. Eso tiene el mismo efecto. Guarda tu dinero para criar a tus cinco hijos, que falta te hará". (Este episodio sería entre los años 1918 a 1925)

Creo que era un hombre bueno de corazón y lo respetaron durante la revolución. Cuando se terminó la guerra lo encontraron viejecito con una barba blanca. No se dejó ver en ese periodo pero tampoco lo buscaron.

A su casa la llamaban "el convento" pues de las siete hermanas ninguna se casó...

María Martínez Sorroche


Todos los textos, fotografías, ilustraciones y demás contenido de este sitio web (www.seron.tv) tienen © de sus respectivos autores y/o de www.seron.tv